Seguidores

martes, 31 de julio de 2012

Sin condicional.

En esta noche gris no caben más estrellas.
Con tu mirada inundas mi cielo, mi techo, el abismo insalvable que nos mantiene a una distancia prudencial. Son mi excusa para soñar, incumplir la condicional y mi promesa de dejar las drogas hasta el final.
Son una guía extraña en la penumbra de una sombra maldita, una atalaya que alcanza a enseñarme el camino entre las calles mojadas.
Son mi seguro ante el fracaso, el aire que respiro para vivir y seguir soñando mi sueño, que protagonizan, otro bucle infinito cuya finalidad es facilitar que pueda alcanzar la felicidad comprendiendo la belleza absoluta de las pupilas dilatadas.

Suenan algunos recuerdos grises, y traen ahora color. Espero que traigan además el sabor por el que llevo suspirando semanas.

Me duelen algunos huesos, tras el accidente me ingresaron aquí, como consecuencia de mi progresivo desangramiento. Las cuchilladas habían sido profundas, pero sigo queriendo a esa loca que me mantenía con vida antes de querer arrebatármela para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario