Seguidores

domingo, 20 de mayo de 2012

Y cómo no acordarme de quien lo fue todo.

Que yo solo voy si tu vienes,
y si vienes me encontrarás
que ya sabes lo que tienes,
que ya sabes que te quiero,
que jamás verás
un amanecer igual.

La suerte me regaló un día tu sonrisa,
una tarde cualquiera y todo sería brisa,
en mi ventana sólo llovía,
y en mi pecho sólo ardía,
sólo quería darse prisa.

Y todo sigue igual,
ya nada cambia,
solo somos polvo residual
que baila,
en el viento,
seguimos fuertes como antes,
mirando desafiantes ese tiempo,
que no calla,
que ni deja hablar,
que enfada y entristece
por no poderte mirar.

Y aunque camine,
nunca lo dejo,
no soy yo, eres tú,
no me quejo,
te recuerdo,
tu voz, tu pelo y tu azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario