Seguidores

domingo, 6 de mayo de 2012

La Obra tendrá Luz propia.

Hoy llevo una piel que no me pertenece, porque conozco tu voz cuando amanece y cuando mece mi Luna el sueño.
Hoy despertó un cuerpo celeste acurrucado entre sábanas, indefenso, a la espera de un beso, de un abrazo, quiero ver tu cuerpo en mi regazo.
Hoy te quiero, pero es deseo, mañana querré ser un ocaso, que acabe con la luz, pero hoy te quiero, aunque no quieras, quiero estar contigo más allá de las estrellas.
Estoy desfigurado. Corren algunos rumores de que me hicieron daño. Ahora tras el fuego la quemadura arde, y el hielo no consuela lo que cabría esperar.
Soy otro desde que otra mujer me hizo suyo. La muerte es algo que el hombre no supera dos veces, pero ya quisiera yo lo mismo con el amor. Ella es dolorosa, me hace esclavo y su prisionero. Nunca seré el mismo, porque los cristales han hecho heridas en mis facciones que me hacen irreconocible.
Ella se llama de alguna forma que no recuerdo. Si lo sueño, hablaré. Hasta entonces te querré.

Contar que fueras voz y que no me creyera ni el viento.
Notar en mi tu luz, tu aliento, y que mi piel al acercarte me susurre "no la conozco".
Destellan algunas estrellas esta noche, sólo algunas.
Serán suficientes, dice el telonero, la obra tendrá luz propia, y se apropia de quien la ve.
Irrumpe preocupado un huracán salvaje, remolino demoledor, lo llaman amor, y viene de encaje.
Y en la sala, dos, sentados. Ahora se levantan, miran, hablan sin decir palabra.
-yo...
Se cierra un telón de plata. Oculta un escenario de mármol, frío. Pero se nota calor en los protagonistas, el huracán.
Él comienza.
-Suplicar que fueras ron, y que yo me quedara sintiendo, que siguiendo mi previsión, después quedará tiempo, y emborracharse.
Oí levantarse, esta mañana al Sol, y descubrí sin besarte, la Luna en mi corazón-.
Pero nadie escucha, el viento tenía razón. Pero es la razón la que lleva al error, y el sentimiento el que impide que el tifón pase, se lo termine de llevar todo por delante, y me deje descansar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario