Seguidores

miércoles, 23 de mayo de 2012

Con centro de caramelo.

La luz de la estrella se filtra bajo lo enmarañado de tus suaves y oscuros cabellos. Hace brillar aún más cada uno de tus ojos, cada uno de tus dientes, tu sonrisa, tu mirada, tus labios y tu cuello, relucen aún más de lo que suelen.
Y el calor se acentúa en época de flores, donde florecen también sentimientos que aguardaron salir en su letargo, y que ahora se liberan con renovado ímpetu, haciéndose notar con cada beso.
Ahora las hojas juegan dejándose mecer por un viento que se ha llevado el frío, la soledad, la tristeza, la oscuridad.
Las estrellas salen ahora más tarde, aguardan a ser descubiertas por curiosas miradas que dedicamos al cielo.
Y yo no tengo que levantar la mirada para encontrar mi estrella. La que me guía, mi estrella. La que ilumina mis noches, me acompaña en días, susurra cada minuto y besa cada instante. La que hace más llevaderos los días mas oscuros. La que reconforta mi ánimo con su simple gesto. La que me da ganas de querer parar el tiempo, y que los abrazos puedan ser eternos para dar paso a un soñar que nunca termine. Es tardeeeeeeeeee me voy al saco, a sobar...digoooo....a soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario