Seguidores

martes, 10 de abril de 2012

Te quiero.

22/12/2010
Mira Afri, para ti..

Noche brillante, de plata,
en tus ojos me miré,
fue tan bella, tu mirada,
que de ti me enamoré.
Noche de estrellas, de plata,
a tu lado estaré,
susurrándote una y mil veces
"jamás te dejaré".
Noche de luna, de plata,
ojos que nunca olvidaré,
labios rojos, sonrisa blanca,
en ti solo pensaré.
Noche reflejada, de plata,
en la que te empecé a querer,
que quiero estar contigo
y verte al amanecer.
Hoy noche nublada,
tras el alba dorada,
las estrellas son tus ojos,
y la luna, tu mirada.
No es Noche clara,
pero he de pensar,
¿Será ésta o cuál la noche,
en que me ibas a besar?

(y lo fué :))

Te veo a las nueve, te quiero

24/02/2011
Y ahora que te vas,
donde ya no puedo verte,
miro a las estrellas deseando conocerte,
encontrar en la luna tu sonrisa,
imaginarte,
acariciar palabras y al oído susurrarte,
que echar de menos nunca fue tan importante,
como ahora que te quiero ver,
borrarme la sonrisa,
hacerla desaparecer,
hacerla mayor si cabe
y las lagrimas secar,
que el agonizar acabe,
y dar paso al soñar,
que me faltas a mi lado
y sufro cuando no estás,
Te echo de menos Afri,
vuelve si te vas.

Busqué tu sonrisa en todas partes,
y la encontré en la luna,
junto a tus ojos, preciosos, brillantes,
no me faltó fortuna,
vi su reflejo,
diamantes azules en una laguna.

??/??/????
Un claro océano veo en tu mirada,
tus ojos brillaban con un fulgor que fascinaba,
¡y no soñaba!
Eras de verdad,
cuando cruzamos miradas mi sueño se hizo realidad,
la de una perfecta diosa de cara maravillosa,
eras una deidad,
largo cabello negro
y mirada que atraviesa
y me da vitalidad.

Tus labios de un rojo carnoso,
hacian de tu boca un bocado apetitoso,
y seguro sabroso,
por no decir jugoso,
no catarlos seria espantoso,
nunca verlos, aun mas horroroso.
Y tu cuerpo,
curvas insinuantes que me llaman,
empiezan en tu pecho y no terminan,
piernas infinitas donde mis ojos se perdían,
y que decir de cuando tus labios sonreían,
eso me revivía,
me hacia sentir bien,
mi pecho ardía y se ponía a cien
cada vez que te veía,
tu eres el quién,
el que hace que quiera estar contigo
cada noche y cada día
y te esperaré en el arcén,
un continuo vaivén,
de emociones,
eres el amen de mis oraciones,
el final que concluye la historia de tus intenciones,
tus expresiones,
las que me mueven a escribir,
son canciones que oír dan ganas de vivir,
a partir de aquí se cuenta como te conocí,
momento que espero recuerde
hasta dejar de existir y morir.

Todo empezó como cada historia,
te vi por primera vez en la escuela secundaria
y si la memoria no me falla, recuerdo,
que conseguiste que desde entonces
mi mirar no se vaya,
siga en el tuyo obnubilado,
sentimiento que siento
nunca será jubilado,
solo calla y piensa
que lo que la vida censa
son profundas reflexiones
guardadas en la despensa,
una ofensa,
no decimos lo que pensamos,
todos lo sentimos,
pero pocos lo expresamos,
vamos,
demuestra lo que sientes,
haz que algo bueno salga entre tus dientes,
si no lo dices mientes,
solo unas pocas serán suficientes,
diferentes,
a las que se oyen día a día,
una sola de esas me trastocaría,
solo necesito escucharlas,
ninguna me trastornaría,
solo son palabras que de tus labios saldrían,
y vendrían,
en dirección a mi,
y me llenarian de alegría, sentiría la ilusion de cada día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario