Seguidores

lunes, 12 de marzo de 2012

Sal a bailar.

Echo de menos el olor de tu piel, el tacto de tus besos, echo de menos amanecer y pensar que puedo esperar su regreso.

Sal a bailar, polvo de tierra quemada, que no interrumpan al mirar por detrás la carretera soñada, ahora quema la luna que algún día adornaba, sal por el camino, la miras, hiere desterrar el arma que algún día nos dio vida.

Ya las tormentas inundaron el vacío, que ahora es más profundo que las heridas de la soledad, ya las lágrimas se escondieron como rocío y ahora el frío congela tu mirada a la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario