Seguidores

martes, 6 de marzo de 2012

No olvidaré.

Áureo olvido, plata azul, metalizada mirada, helada, fría, ardiendo de deseo, acaramelada, perdiendo en cada beso, esa llamarada, que hacía claras sombras donde hoy sólo quedan oscuras luces, pintando de rojo pasión las velas que se encendían al caminar, dulces veladas, reveladas muestras de amor, el fuego en silencio espera un susurro que termine para siempre con lo que empezaron aquellas chispas doradas, agonizantes, aletargadas, finalmente se apagarán. Si ese sueño negó aquello, no obedeceré a la realidad, quiero que siga latiendo, quiero que siga queriendo, verme al despertar, caminar de la mano de quien me enseñó a no olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario